Fusagasugá, Ciudad Jardín de Colombia

Ciudad Jardín de Colombia

Profile

Menu Style

Cpanel

Historia para contar

Fecha de publicación
Visto: 558

Fusagasugá, historia para contar

El tibio valle en donde reposa la pujante localidad, fue habitado desde la eternidad de los tiempos por los indí­genas Sutagaos o Soagagores que en lengua Chibcha traduce "Hijos del Sol" De ellos no se tiene la certeza si pertenecieron al gran imperio de los Muiscas o si, por el contrario, mantení­an su propio territorio como nación Independiente. El cacique Fusungá era el poderoso señor de esta etnia milenaria.

De no haber sido por el presbí­tero Lucas Fernández de Piedrahita - quien fuera cura doctrinero de aquellos naturales por el año de 1646 y de quien se conocen interesantes historias como aquella de que fue raptado por el pirata Morgan quien lo retuvo en la isla de Providencia, para terminar después como Obispo de Santa Marta-, prácticamente hoy no conocerí­amos de sus hábitos guerreros y costumbres hechiceras, como que con aquellos se defendí­an de los Muiscas y con las últimas se congraciaban con la multiplicidad de sus dioses.

La primera referencia de la existencia de los Sutagaos se remonta hacia el año de 1470 cuando el cronista Piedrahita calcula -por tradición oral tomada de algunos nativos-, que el Zipa Saguanmachica, señor de los Muiscas, invadió estas tierras con 40.000 guerreros para someterlos, lo que evidentemente sucedió.

Significado

  • Fusagasugá según el geógrafo inglés Welby, significa "pueblo al pie de los montes" de fusy, pueblo y sagasuga, parte baja de las montañas. Miguel Triana por su parte, dice que Fusagasugá, significa "Mujer que se hace invisible" o "Mujer detrás de las montañas".
  • El valle milenario de su asentamiento fue avistado por vez primera un dí­a de mayo de 1537 por la pupila embelesada del capitán español Juan de Céspedes, esbirro de las huestes expedicionarias del Adelantado Gonzalo Jiménez de Quesada, quien comandaba 40 infantes y 15 caballeros. Cincuenta y cinco años después, en febrero de 1592, el Oidor Bernardino Albornoz, fundó el primer "Pueblo de Indios" a la usanza española.
  • Doce años antes, en 1580, al capitán Juan López de Herrera se le dio la comisión de fundar una ciudad, al sur del poblamiento nativo, que llamó Nuestra Señora de Altagracia de Suma Paz habitada principalmente por soldados españoles por lo que se deduce que más que ciudad, lo que se erigió fue una fortificación militar para contener los repetidos embates guerreros de los indí­genas que se resistieron a la sumisión. Tal asentamiento se encontraba ubicado por los lados de la actual vereda Palacios.
  • La ciudad de Nuestra Señora de Altagracia, no perduró por mucho tiempo y sus habitantes fueron destinados a fundar el pueblo de Latacunga, hoy capital de la provincia del Cotopaxi, a unos 60 kilómetros de Quito, Ecuador.
  • Así­ como el Fusagasugá, el Pasca, el Tibacuy y el Usathama, eran caciques, nombres que fueron respetados para denominar las actuales poblaciones de la provincia, el Suma Paz también era un cacique poderoso que gobernaba gran parte de la comarca. Ese es el motivo por el cual la región se le conoce como Sumapaz.
Está aquí: Home