La Casa Embrujada PDF Imprimir E-mail
Escrito por Gildardo Tovar   
Miércoles, 05 de Diciembre de 2007 18:35
 
El Tunjo PDF Imprimir E-mail
Escrito por Gildardo Tovar   
Miércoles, 05 de Diciembre de 2007 18:35
 
Laguna del Fusacatán PDF Imprimir E-mail
Escrito por Gildardo Tovar   
Miércoles, 05 de Diciembre de 2007 18:34

“Mi tío me dijo una vez que detrás del cerro Fusacatán hay una laguna que es muy bonita y que está rodeada de mucha matas, pero que es encantada, que los indios la habían encantado.

Entonces, si uno va y molesta la laguna, echándole piedra o dejando basura o buscando lo que no se le ha perdido, la laguna se pone brava y se desborda inundando a toda Fusa. Yo prefiero que eso no pase, por eso no voy a molestarla y ojalá otra gente no lo haga porque o sino que hacemos después.”

Relato del joven Camilo.
Barrio Coburgo, 2001.

 
PDF Imprimir E-mail
Escrito por Gildardo Tovar   
Miércoles, 05 de Diciembre de 2007 18:33
 
PDF Imprimir E-mail
Escrito por Gildardo Tovar   
Miércoles, 05 de Diciembre de 2007 18:32

Relato de Don Ramiro Aguilera
La Aguadita, 2002.

“Cada vez que escucho susurrar el viento recuerdo que un tesoro, de joyas y mil monedas de oro y plata, espera ser rescatado de un viejo roble y que a cambio de esas riquezas debo enterrar dos cuerpos al pie del árbol. En el cerro del Fusacatán, en la vereda del mismo nombre, sucedieron los hechos que dieron origen a esta leyenda, hace alrededor de setenta años, en la antigua hacienda El Chocho.

La joven y bella Ana Isabelita Flórez, de dieciséis años de edad, visitaba quincenalmente, con su padre Francisco Flórez, los aserríos de la hacienda El Chocho y allí conoció al apuesto Washington Sneider Zimbaqueba, quien siendo obrero de la hacienda, hijo de una campesina de origen Sutagao y de un ciudadano estadounidense, era el encargado de cuidar los caballos de carga y de silla de Don Francisco y su hija.

 

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 Próximo > Fin >>

Página 5 de 9
Follow us on Twitter

www.yoursite.com
Fusagasuga