Home La Colonia Acta Fundacional 1776
Acta Fundacional 1776 PDF Imprimir E-mail
Viernes, 09 de Julio de 2010 03:57

"En el valle de Fusagasugá en siete de mayo de 1776, yo, Ignacio Pérez de La Cadena, habiendo practicado las diligencias antecedentes que se han cometido por el Señor Fiscal Protector de este Reino Don Francisco Moreno y Escandón, en virtud de real orden de Su Majestad Carlos III para lo que tengo practicadas varias antecedentes diligencias que constan en el cuerpo de estos autos, y para que tenga efecto arreglado al orden de mi comisión, pasé a efectuar la medida de plaza y solares de este valle en el plan que fue su pueblo por haberse extinguido en virtud de real disposición de Su Majestad, en cuya virtud tuvo a bien dicho señor reducir y agregar los cortos indios de estos vencidos pueblos al de Pasca, como más numeroso de ellos, quedan el plan al arbitrio de los vecinos para fundar Villa, Parroquia o lugar..."

Al finalizar el siglo XVIII se trasladó a este territorio Don Jorge Tadeo Lozano, Conde de Pastrana y mal llamado Marqués de San Jorge, con su sobrina y esposa Doña Maria Tadea Lozano, y adquirió uno de aquellos lotes alrededor de la plaza, así­ como la casa y terrenos de la famosa hacienda "La Puerta ", en Chinauta.

La vinculación de este personaje, que fuera el primer presidente de Cundinamarca y que rescatara del injusto olvido el nombre amerindio de nuestro departamento, y que, además, fue inmolado por defender la causa emancipadora en 1816, transfirió inmensos beneficios a Fusagasugá como que él fue quien trajo a la ciudad la primera imprenta y donó buena parte de su extensa y rica biblioteca, que fue, igualmente, la primera que tuvo esta villa.

Fusagasugá debe a Don Jorge Tadeo Lozano su promoción jerárquica intelectual y cientí­fica de aquellos años. Rescatemos por ejemplo, los estudios cientí­ficos adelantados aquí­ hombres notables y andantes egregios como Don Antonio Nariño, José Celestino Mutis y Federico Enrique Alejandro Humboldt; Francisco Antonio Zea, Aimé Bonpland y Juan Bautista Boussingault; Agustí­n Codazzy, Roulin y el Barón de Gross, por no citar sino unos pocos, sabios, cultos y doctos que contemplaron con éxtasis las excelencias de aquella naturaleza nativa embrujada por los Soagagores desde la eternidad de los tiempos.

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrate si no tienes ya una cuenta creada.

busy
 
Follow us on Twitter

www.yoursite.com
Fusagasuga