PDF Imprimir E-mail
Miércoles, 05 de Diciembre de 2007 18:49

“Había una vez un grupo de familias muy pobres. Un día un miembro de una de ellas llevó al mercado unas mantas y las cambió por unos gruesos y brillantes granos de oro que depositó en una bolsa. Poco después un ave negra le arrebató la bolsa y los granos de oro cayeron a la tierra. El dios Bochica los enterró. Más tarde el hombre los volvió a encontrar convertidos en plantas. Al querer arrancar una de ellas la misma ave lo atacó y le arrancó la barba para colocársela a los frutos de esa planta. Los vecinos se enteraron y probaron los granos que parecían de oro y estos les agradaron. Desde ese día machacaron el maíz con unas piedras llamadas “ “manos de moler” sobre otras llamadas“ metales” .

Prepararon así harina, arepas, mazamorra, envueltos. Desde entonces los hombres del pueblo se quedaron sin barba.”

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrate si no tienes ya una cuenta creada.

busy
 
Follow us on Twitter

www.yoursite.com
Fusagasuga