Home Semblanzas 2
Semblanzas 2 PDF Imprimir E-mail
Martes, 20 de Abril de 2010 22:30

semblanzas fusagsauga"Nuestros padres llamaban al pan pan y al vino vino; nosotros, los hijos de este siglo de las luces, llamamos pan al afrecho y vino al vinagre, y se hace tan notable y excéntrico el hombre leal y de sano proceder, que casi puede decirse que la sanción pública lo condena, como al justo Aristides, por ser demasiado justo. Muchos dicen como decían nuestros antepasados: mi palabra vale más que una escritura; pero los que los oyen se sonríen, sabiendo el valor que deben dar a esta fórmula jactanciosa. Podrá llamarse esta con razón la edad del oro, más de ninguna manera la edad de oro en materias de propiedad y de honradez acrisoladas al estilo rancio de los siglos pasados".

 

"El tiple, decíamos, es una degeneración grosera de la española guitarra, lo mismo que nuestros bailes lo son de los bailes de la Península. Para nosotros es evidente que nuestras danzas populares no son sino una parodia medio salvaje de aquéllas".

"¡Qué clima: [habla de Fusagasugá] ¡qué aire tan dulce! ¡qué cielo tan bello! ¡qué bienestar! ¡qué frutas!, qué alfandoques, qué suspiros. —y es lo mejor! ¡Qué hospitalidad, qué amabilidad, qué aseo! Pero no obstante tan buenas condiciones, Fusagasugá no está civilizado: todavía no se pierden allí las cosas, no hay quien robe. Puede uno dejar su caballo ensillado y su equipaje una noche entera en mitad de la calle, y allí lo encontrará al día siguiente".

"Siempre ha sido mi sueño —no solamente dorado, sino triple dorado— el de un pedacito de ferrocarril de Bogotá a Fusagasugá, de manera que pudiera uno ir diariamente a tomar un baño en el Cuja. Pero ¡qué digo! Un ferrocarril a Fusagasugá sería un solemne disparate: aquel poético y oscuro rincón perdería todos sus encantos el día en que una locomotora llegase allí silbando, y que sus bosquecillos y sus ríos y sus quintas estuviesen al alcance de todos, a todas horas".

"Sucede con las fábulas teatrales y con los argumentos épicos lo que con el vino y otras cosas materiales: los años les dan un atractivo y un sabor especial que en vano han pretendido rivalizar los sucesos contemporáneos por grande que sea la habilidad de los pintores".

El oficio de lector Escrito por Baldomero Sanín Cano - Revista Literario 1890

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrate si no tienes ya una cuenta creada.

busy
 
Follow us on Twitter

www.yoursite.com
Fusagasuga