PDF Imprimir E-mail
Sábado, 26 de Abril de 2008 11:24
El viejo camino real que partía de la calle primera con carrera primera de Fusagasuga y que pasaba por la tradicional hacienda de la Palma  donde según las crónicas de los primeros años del siglo 19 existía yacimientos de aguas termales que desaparecieron por la acción de un gran terremoto sucedido a mediados de 1.850, era la única vía de comunicación con Santa Fe de Bogota y paso obligado de todos los viajeros hasta la década de 1.930 cuando se construyó la carretera de San Miguel  en funcionamiento aún como vía alterna a la autopista por Silvana hasta los años sesenta cuando se inauguró.

Por allí se enviaba en mulas la quina y el café hasta la estación del tren de San Miguel y por la cual se movía el comercio de la región camino que aun subsiste y que por razones de seguridad pocas personas lo transitan en la actualidad.

Sendero donde aún se observa una gran posada para alojar los viajeros de aquellas remotas épocas, ubicado a media marcha entre la Aguadita y la escuela del Peñón o alto de los suspiros porque cuando muchos de aquellos que viajaban a la capital veían en la lejanía el partir del tren quedándose hasta el otro día en la posada ya que no había otro sitio para pasar la noche, posada que conserva un gran salón cubierto de teja de zinc con las mesas empotradas al piso para juegos de ruleta, dominó y otros.

La historia: contaban los abuelos que en una noche de licor y acaloramiento de los allí presente llegó una familia compuesta por el padre, la madre y el hijo, la mujer supremamente hermosa y el marido un empedernido jugador, inicialmente se jugó las mulas con su carga y al final queriendo el hombre recuperarlas puso sobre la mesa de juego a su mujer...... perdiéndola igualmente..

Ella al verse en manos de otros hombres emprendió la huida hacia el peñón con su hijo y en su desespero se lanzó al abismo y dicen que su alma vaga en las noches de plena luna por los corredores de la ruinosa posada gimiendo por la suerte que sufrió en vida.

Corolario:

El tren fue construido en la década de los años veinte con los dineros pagados por los Estados Unidos de Norte América como contraprestación por la toma de Panamá con ellos se construyeron muchas de las vías férreas del país, los cables aéreos de Manizales a Mariquita y Manizales a Aranzazu Caldas, debió de llegar  a Fusagasuga en estación que habría de construirse en la Hacienda del Novillero y que contaba con oficinas y bodegas en el sitio que ocupa la estación de Policía de Fusagasuga, pero los intereses de los dueños de las mulas que llevaban la carga por el camino del Peñón no permitieron la construcción cambiando posteriormente por la citada carretera; al construir la represa del Muña en los años 40 los rieles fueron levantados y su trocha utilizada para la construcción de la carretera hasta San Miguel de donde el túnel de Sibate formaba  parte de este medio. El tren funcionó hasta hace pocos años hasta la estación del Salto y Chusacá.

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrate si no tienes ya una cuenta creada.

busy
 
Follow us on Twitter

www.yoursite.com
Fusagasuga