Home Expofusa: Una Torre de Babel
Expofusa: Una Torre de Babel PDF Imprimir E-mail
Jueves, 24 de Abril de 2008 20:14

Fusagasugá, originalmente un cruce de caminos, un mercado por excelencia, ha sido matizada con los colores de productos agrícolas, animales, bebidas, vestidos, junto a decenas de utensilios más y una inmensidad de hombres y mujeres. Estos últimos, con sus sombras desde el amanecer, llenan los distintos sitios que han dado cabida al comercio, primero en un claro en la maraña de la vegetación virgen, después la plaza mayor, luego la plaza de mercado y ahora toda la ciudad es el escenario de una torre de babel, donde se encuentran millares de rostros y manos para ofrecer y demandar cualquiera de los artículos puestos sobre una mesa, bajo un toldo o en inmediaciones de los establos.

Durante los mercados, la venta y exposición de aquella inmensidad de productos era bastante habitual, sin embargo, fue en el marco de la riqueza cafetera -que inundó todo el Sumapaz-, cuando Fusagasugá, la capital de la provincia, decidió mediante el Acuerdo Municipal No. 1 de 1904 crear las ferias ganaderas para fomentar, decía el acto administrativo, el comercio del municipio y la región.  La legalización de esta habitual actividad se constituyó en el principal precedente de la actual EXPOFUSA.

El próximo año se realizará el número cincuenta de uno los eventos feriales más importantes de Cundinamarca y que, como decíamos, se remonta a tiempos inmemoriales, solamente que se hecho y enumerado de manera continua desde hace aproximadamente cinco décadas, lo cual coincide con la puesta en funcionamiento del Coliseo de Ferias y Exposiciones -hoy llamado Oscar Cruz- a mediados de la centuria anterior. Este escenario, que dio albergue a las exposiciones equinas, pero que a su vez, fue el referente para turistas y fusagasugueños que se apoderaron de la carrera sexta y por extensión del centro de la ciudad, será sustituido por el Centro Agrotecnológico de Comercialización y Exposiciones del Sumapaz “Quebrajacho”.  El nuevo lugar dará cabida a comerciantes, avances tecnológicos y un sinfín de oportunidades para la riqueza regional, tal y como lo deseaban los administradores municipales a principios del siglo XX cuando le dieron vida legal a una de las esencias de Fusagasugá, su comercio.

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrate si no tienes ya una cuenta creada.

busy
 
Follow us on Twitter

www.yoursite.com
Fusagasuga