PDF Imprimir E-mail
Jueves, 04 de Noviembre de 2010 22:50

Luz Marina Herrera tiene cerca de 500 recetas con estos dos productos. A Luz Marina Herrera nunca le gustó la cocina. Apenas sabía trabajar la tierra. Con quinto de primaria, esta mujer de Fusagasugá pensó que toda su vida tendría problemas económicos, pero un momento de lucidez, como ella lo llama, le marcó el destino hace 13 años.

"No tenía nada que darles de comer a mis hijos y me senté a llorar -explica esta campesina que ahora vive en Arbeláez-. De un momento a otro se me ocurrió aprovechar la guatila y los balús, que crecían solos en la tierra". Empezó a probar con tortas y galletas.

Estos productos, que crecen de manera silvestre, se perdían en los campos porque eran poco apetecidos y los utilizaban familias de escasos recursos que sólo los cocinaban. No en vano al tubérculo verde (guatila) lo conocen como 'la papa del pobre'. Los hijos de Luz Marina fueron los primeros en aprobar las nuevas recetas y desde ahí esta mujer no ha parado de crear.

Hoy, con los mismos dos ingredientes, ha logrado inventar 500 platos, que recogió en cuatro libros, los cuales fotocopia y vende al público. Entre sus recetas exóticas están el café de guatila y la harina de balú.

Algunos habitantes de la zona les han atribuido incluso cualidades medicinales a la guatila y al balú, productos que se han convertido en platos típicos de la población.

Tomado de: http://www.eltiempo.com/colombia/cundinamarca/en-fusagasuga-hay-una-experta-en-guatila-y-balu_8275246-4

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrate si no tienes ya una cuenta creada.

busy
 
Follow us on Twitter

www.yoursite.com
Fusagasuga