Home Anfibios Colostethus fuizi
Colostethus fuizi PDF Imprimir E-mail
Lunes, 05 de Julio de 2010 12:42

Rana saltona anómalaColostethus fuizi
Familia
Dendrobatidae
Categoría Nacional:
En peligro crítico: CR

Comentarios taxonómicos

Colostethus ruizi LYNCH, 1982.

Localidad típica: Colombia, departamento de Cundinamarca, municipio de Fusagasugá, vereda La Aguadita, cuchilla de La Aguadita, carretera antigua a Fusagasugá, entre el Alto de San Miguel y La Aguadita, 2640 msnm.

Hasta el momento 3 especies conforman la entidad natural asignable al complejo edwardsi, la cual se caracteriza por los siguientes atributos: Presencia de un embudo o bolsa cloacal, tamaño grande, palmea-dura pedial extensa, ausencia de listas o líneas sobre los flancos abdominales y posesión de unos discos digitales pequeños (RIVERO, 1990).

Las tres especies son: Colostethus edwardsi, C. ruizi y C. Iynchi, las dos primeras conocidas de las regiones altoandinas y páramos de la cordillera Oriental en el departamento de Cundinamarca y la última de una localidad imprecisa y bastante improbable en las tierras bajas del Urabá antiooqueño. C. ruysi diferencia de sus especies hermanas por el mayor tamaño corporal, la ausencia de manchas o punteaduras claras sobre el vientre y por tener el tímpano parcialmente visible (oculto en par te en edwardsi y más grande y prominente en lynchi), GRANT (1998).

Etimología

Esta especie fue designada en homenaje al doctor Pedro Miguel Ruiz-Carranza (q.e.p.d), ilustre herpetólogo colombiano y profesor honorario de la Universidad Nacional de Colombia, quien consolidó el estudio de los anfibios y creo la colección batracológica más importante de nuestro país en el Instituto de Ciencias Naturales - Museo de Historia Natural.

Descripción

Un Colostethus del grupo natural dwardsi, fácil de reconocer por la presencia de un forro o envoltura de piel alrededor de la cloaca, que se extiende hasta el nivel medio de los muslos. Los miembros de este grupo no poseen el pliegue y/o el tubérculo tarsal interno característico en los demás integrantes de la familia y los pocos machos conocidos carecen de cuerdas y saco vocal. Además poseen los discos de los dedos muy angostos, con los escudos o cojinetes digitales muy poco diferenciados. Esta especie tiene los dedos de la mano libres de membranas y los pies basalmente palmeados, en general ostenta una coloración café oscuro, sin listas o líneas claras a los lados del dorso y sobre las ingles. Los machos tienen el tercer dígito manual normal (no dilatado) y poseen el pulgar no engrosado y carente de almohadillas o excrecencias nupciales. El tímpano se encuentra parcialmente cubierto por un grueso pliegue supratimpánico y la piel del dorso es finamente espiculada.

El tamaño corporal promedio para los machos y hembras conocidos es de 35 mm (LRC).

Distribución

Especie endémica de Colombia y conocida tan solo de la localidad típica ubicada en el flanco occidental de la cordillera Oriental, aproximadamente a 4° 25' de latitud norte y 74° 18' de longitud oeste, en el departamento de Cundinamarca. a alturas comprendidas entre 2410-2469 msnm

Habitat

La especie vive en las orillas de las quebradas cubiertas por abundante vegetación nativa en los bosques montanos altos permanentemente nublados del flanco occidental de la cordillera Oriental,

Historia natural

Las ranas del género Colostethus suelen estar activas durante el día en el suelo de las selvas y las orillas de las quebradas, y se concentran en aquellos lugares muy húmedos cerca de las cascadas y saltos de agua o en sitios del bosque donde se acumula bastante hojarasca. Colostethus ruizi permanece escondida en oquedades o resquicios de las piedras en las orillas de las quebradas bastante sombreadas o cubiertas por vegetación densa y frondosa. Sendas hembras grávidas, obtenidas durante los meses de diciembre Y marzo, poseían alrededor de 20 huevecillos ováricos con un diámetro Promedio de 1.6 mm c/u y bi-coloreados negros en el polo animal y amarillos en el vegetativo. Es Probable que las posturas sean colocadas en lugares muy húmedos, a la orilla de las quebradas y que en el momento de la eclosión uno de los padres (por lo regular el macho) encarame a los renacuajos sobre su dorso y los transporte a las quebradas y riachuelos de aguas claras y cristalinas donde culminan su ciclo de metamorfosis.

Situación actual y amenazas

Colostethus ruizi se conoce por 7 ejemplares obtenidos hace 24 años, época desde la cual no ha sido en la localidad típica y en las áreas aledañas. Desde entonces intensos procesos de deforestación y transformación del paisaje han ocurrido en el hábitat primigenio de la especie; casi la totalidad de los bosques nublados de la región fueron derribados y sustituidos por pastizales de kikuyo Pennisetun,
clandestinum y cultivos de papa.

La mayor parte de las fincas dedican a la cría y engorde de cerdos y vierten los residuos orgánicos directamente a los cursos de agua; durante los últimos 30 años el volumen de las aguas descendió en más de un 70% en las cuencas y microcuencas de la región y la totalidad de las aguas se encuen- tran contaminadas y no resultan aptas para el consumo humano, El criterio y subcriterios por los cuales se le considera amenazada en peligro crítico (CR) son el areal pequeño, fragmentado o fluctuante: B1ab(ii,iii).

Medidas de conservación tomadas

El Inderena mediante el Acuerdo 005 del 17 de febrero de 1992 declaró como Área de Reserva Forestal Protectora el predio La Mistela, el cual posee una extensión total aproximada de 94,23 hectáreas y engloba parte de la localidad típica de esta especie.

Medidas de conservación propuestas

El seguimiento a largo plazo del estado de conservación del hábitat y de las poblaciones es fundamental en esta área de intenso desarrollo agropecuario. El establecimiento de nuevas poblaciones o el reforzamiento de las poblaciones naturales a partir de programas de reintroducción y cría en cautiverio deben ser implementados. Se requiere preservar teji dos congelados de esta especie, así como del conjunto de especies amenazadas de Colombia, a fin de organizar un «Zoo congelado». Es fundamental que el Gobierno colombiano cuente con un instrumento legal para la conservación de las especies amenazadas, de talforma que se garantice la protección de sus hábitats y se implementen las acciones necesarias para su conservación.

Autores: José Vicente Rueda Almonacid y José Nicolás Rueda Martínez.
Libro Rojo de de los anfibios de Colombia

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrate si no tienes ya una cuenta creada.

busy
 
Follow us on Twitter

www.yoursite.com
Fusagasuga