Home Anfibios El temible Bramido de la Rana Toro
El temible Bramido de la Rana Toro PDF Imprimir E-mail
Lunes, 05 de Julio de 2010 12:46

Rana Toro FusagsugáEl apetito voraz de la rana toro la convierte en un poderoso depredador, tanto así que a donde llega puede causar extinciones locales por ingestión de especies nativas como sucedió en California, Estados Unidos. Ahora este anfibio se encuentra diseminado por varios departamentos de Colombia, lo que significa una amenaza para el medio ambiente, su presencia es común en sitios como Chinauta, en donde ha llevado, casi a la extinción a especies locales.

La Rana Toro puede ser observada en el Ecoparque Chinauta, en donde existen varios ejemplares.

La Rana Toro es originaria del noreste de los Estados Unidos y fue introducida a varios países, incluyendo Colombia, para su consumo como proteína animal, sin tener en cuenta que la introducción voluntaria o accidental de una especie en determinado ecosistema puede eliminar especies preexistentes e invadir el medio, creando un desequilibrio.

Ni siquiera los campesinos más viejos podían identificar ese extraño sonido que interrumpía la serenidad característica de las noches. La imaginación, alentada por el miedo, los llevó a pensar que el dueño de ese tenebroso canto era un temible monstruo que asolaba los campos, dispuesto a devorar a cualquiera que estuviera a su alcance, especialmente los niños; otros aseguraban que se trataba de un personaje hechizado que vagaba por el lugar.

El tiempo y los investigadores se encargaron de desmentir todas estas versiones al demostrar que la causante de tanto desconcierto era nada menos que la rana toro.

La Rana catesbeiana, denominada rana toro o bramadora por su característico canto grave, forma poblaciones densas y tiene un alto poder reproductivo. Una hembra puede llegar a producir hasta quinientos mil huevos dos veces al año.

Este anfibio de actividad diurna y nocturna, habita en ambientes muy variados y la gran diversidad de su dieta lo convierten en un poderoso depredador, tanto así que a donde llega puede causar extinciones locales por ingestión de especies nativas como sucedió en California, Estados Unidos.

"En el año de 1986, la rana toro fue introducida a Colombia proveniente del Brasil para llevar a cabo proyectos de zoocría por la Corporación Autónoma de Caldas; la Universidad de Caldas fue la encargada de realizar las investigaciones de reproducción y producción", explica Joaquin Romero, investigador del Grupo Vida Silvestre de la Corporación Autónoma del Valle del Cauca, CVC.

Posteriormente se hizo un convenio con el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, de la ciudad de Buga, localizada en el departamento del Valle del Cauca, para estudiar la parte alimentaria y productiva del individuo. En 1990 el Inderena demostró que existía un alto riesgo si este animal se escapaba al medio natural por su agresividad y voracidad. Esta entidad expidió entonces, la resolución numero 0042 del año 91, donde se prohibió criar la especie en Colombia y se ordenó sacrificar los especímenes de Caldas y Buga, pero ya era demasiado tarde.

En 1992 se reportó la rana toro en el medio natural en Cundinamarca, Tolima y Caldas y en 1994, cerca a Mediacanoa, zona aledaña a la Laguna de Sonso, en el Valle del Cauca. Conscientes de lo que esto significaba, el Ministerio del Medio Ambiente propuso iniciar una investigación para conocer su dispersión en el Departamento y medir los impactos del animal en la región.

Como parte del trabajo se han recolectado 600 ejemplares, de diferentes edades, en veinte localidades, datos que dan una idea aproximada de la dispersión de la rana toro en la región.

Gran voracidad

Se ha establecido una fuerte competencia entre la rana toro y el sapo común, especie típica de nuestra fauna, porque se alimentan de lo mismos elementos que les brinda el medio. También consume juveniles de este sapo y otras seis especies de anfibios que habitan en las lagunas, lo que incrementa los riesgos de perturbación a nivel natural.

La gran preocupación acerca de la llegada de la rana toro, a la región y el país, radica en su comportamiento depredador que amenaza especies de nuestra fauna.

Los investigadores demostraron que la diversidad de la dieta de la rana toro en este medio incluye principalmente cucarrones y otros animales como moscas, chinches, hormigas, arañas, escorpiones, caracoles, peces, anfibios y aves.

"Esta rana es demasiado voraz, no muestra ninguna preferencia por ningún tipo de presa, consume desde hormigas hasta peces y su voracidad hace que sea una amenaza para la fauna local", afirma Juan Diego Daza, estudiante de biología, de la Universidad del Valle, vinculado al proyecto de investigación.

Una preocupante situación por ejemplo se está dando con el Bufo marino o sapo común, especie típica de la fauna local. De acuerdo con la consideración de los científicos, se ha establecido una fuerte competencia entre la rana toro y este sapo porque se alimentan de lo mismos elementos que les brinda el medio.

Igualmente se ha encontrado que la rana toro consume larvas y juveniles de este sapo y otras seis especies de anfibios que habitan en las lagunas. La acción directa sobre estas especies, sobre sus estados juveniles, incrementa los riesgos de perturbación a nivel natural hasta tal punto que la presencia de la rana toro puede provocar la desaparición de especies locales, desplazándolas o haciéndolas emigrar.

Seguimiento continuo

Por los problemas que genera la rana toro con su llegada se vuelve indispensable hacer el seguimiento del animal a través de un sistema de información geográfica que ya se está elaborando, el cual permitirá tener una idea actualizada sobre sus movimientos en la región.

Entre las principales ideas de los investigadores esta fomentar el consumo masivo de la rana toro entre los pescadores. Igualmente se estudia la posibilidad de utilizarla para elaborar concentrados que sirvan en la alimentación de otros animales dentro de la actividad pecuaria.

En este sentido, las investigaciones sobre la mejor forma de control no han arrojado resultados pero actualmente se trabaja con las corporaciones y las comunidades en una educación de tipo preventivo.

La rana toro se encuentra en estos momentos en Cundinamarca, Tolima, Caldas y Valle pero lo que más preocupa a los investigadores es su permanencia en este ultimo departamento porque el río Cauca es un área central del país, que llega al Magdalena, y este a su vez a la Costa Atlantica. "Por consiguiente, el área de dispersión es bastante amenazante porque si este animal llega a las áreas grandes del Bajo Magdalena nos vamos a ver imposibilitados para su control", explica Joaquin Romero, de la CVC.

El caso de la rana toro es tan solo uno de los múltiples ejemplos que se presenta en Colombia con la introducción de especies foráneas a nuestro medio. Esta clase de acciones no deberían repetirse para evitar desencadenar irreversibles daños ambientales.

Rana Toro Saltó A Colombia (1996)

El caso de la rana toro (Rana catesbeiana) es considerado por los expertos como el más patético de introducción de fauna. Fue traída en 1986 del sur de Estados Unidos para establecer zoocriaderos y comercializar sus ancas.

Sin embargo, se escapó de cautiverio en un centro de experimentación en Buga, a donde llegó inicialmente, y actualmente hay indicios de su presencia en Magangué (Bolívar).

Expertos de Minambiente señalan que la cuenca del Magdalena es la más afectada, pero no se sabe cuál ha sido el impacto ecológico y ambiental.

Sabemos que la rana toro se está expandiendo aceleradamente en la laguna de Sonso Valle del Cauca) , explicaron.

Esta laguna está conectada con el río Cauca, el cual a su vez se une con el Magdalena. Es por eso, que es fácil encontrar la rana toro en la zona cafetera, Cundinamarca y el norte del Valle del Cauca. También se cree que llegó a Chocó. A la Amazonia no ha llegado, pero a la Orinoquia sí.

En Chinauta (Cundinamarca) la montaña la frenó, pero cuando está cerca a un río y con temperaturas propicias, cálidas, no hay quien la detenga.

Esta especie tiene una gran capacidad para adaptarse y es bastante depredadora. En su dieta incluye 16 tipos de animales. Lo cual la hace capaz de disminuir la fauna, sobre todo teniendo en cuenta la gran cantidad de ranas que debe haber.

En Estados se reproduce normalmente una vez al año, debido a los cambios de clima, pero en Colombia encontró un lugar propicio para reproducirse todo el año.

Pese al riesgo, hasta el momento en el país no existe ningún programa de control.

Algunos biólogos señalan que no había sido necesario traer la rana toro, debido a que en Colombia hay otras que dan buenas ancas.

Plan para erradicar la Rana Toro de Colombia (1998)

La rana Toro (catesbeiana), una especie introducida del Brasil hace ocho años en Colombia, será erradicada del país.

La semana pasada, el Ministerio del Medio Ambiente y la Cvc firmaron el convenio Control de dispersión de la rana Toro , por 79 millones de pesos, para terminar esta plaga.

Como el estudio de la rana toro se hará para todos los espejos lagunares del país, se espera que la Cvc y las otras Corporaciones Autónomas Regionales destinarán recursos de contrapartida por un monto total del 60 por ciento del aporte económico del Ministerio.

El trabajo se desarrollará durante seis meses y comenzará en un mes, dijeron voceros de la sección de Vida Silvestre de la Cvc.

La rana toro, especie exótica originaria del sudeste de los Estados Unidos e introducida en 1986 en la zona cafetera, causa graves estragos y desequilibrios ecológicos.

Los ejemplares adultos llegan a medir 18 centímetros de longitud y un kilo de peso. Presentan una coloración verde clara con moteaduras café en el cuerpo y barras oscuras sobre las patas. Las posturas pueden contener hasta 70.000 huevos pequeños.

Traída con propósitos de cría en cautiverio, se ha esparcido como una plaga poniendo en peligro la biodiversidad en distintas zonas del país. Las autoridades han tenido que tomar medidas para controlar su dispersión y lograr su erradicación definitiva en Colombia.

La primera trata sobre el desarrollo de un sistema para determinar la velocidad de dispersión de la rana; identificar y mapificar los hábitats potenciales y propagación de la especie; evaluar los efectos de la rana sobre la fauna menor e implementar y poner en marcha campañas en las áreas de colonización de la rana toro.

A la laguna de Sonso y otras de la región del Valle llegó la rana toro hace dos años.

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrate si no tienes ya una cuenta creada.

busy
 
Follow us on Twitter

www.yoursite.com
Fusagasuga